Leasing habitacional

Es una alternativa al tradicional crédito hipotecario que te permite acceder a tu vivienda propia mediante un contrato de arriendo con promesa de compraventa.

Previo pago de un pie, el cliente pagará cuotas mensuales durante un plazo pactado (8, 12 o 20 años). Al pagar la última cuota, la vivienda será transferida a su nombre. Así, con lo mismo que pagas hoy en arriendo, inviertes en el gran anhelo de la vivienda propia.